Beneficios de los vehículos ecológicos

Beneficios de los vehículos ecológicos

Actualmente somos tantos los habitantes del planeta que todas las emisiones que provocamos están generando una alta contaminación cada vez más dañina para la salud. Por ello, muchos científicos han unido sus esfuerzos para crear diversos vehículos ecológicos que tengan una huella menor en el planeta y que generen las menos emisiones posibles para evitar continuar dañando nuestra salud.

Los principales gases contaminantes que emiten los vehículos de combustión son dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (NOx), hidrocarburos no quemados (HC), y compuestos de plomo y anhídrido sulfuroso, todos estos responsables del smog y el calentamiento global.

Aunque en algunos lugares del mundo se ha incrementado el uso del transporte público para reducir las emisiones de los coches y reducir el tráfico característico de las ciudades, este cambio no ha sido suficiente, pues la huella que la raza humana ha dejado en el planeta ha empeorado en los últimos años debido al gasto de recursos.

Por ello, desde hace algunos años se ha estado buscando por alternativas que favorezcan el tránsito de vehículos eléctricos o que se muevan por otro tipo de energía que no haga tanto daño al medio ambiente.

Tipos de combustibles

Entre los combustibles utilizados para alimentar estos vehículos se encuentran:

•    Downsizing

Aunque no se trata de un cambio de combustible como tal, esta tecnología busca reducir la emisión de gases contaminantes mediante la reducción de cilindros en los coches. La cilindrada es la parte de un motor que decide cuánta capacidad en litros de combustible le cabe a un vehículo, mientras que estos pueden aumentar o disminuir su potencia, medida en caballos de fuerza.

El downsizing se conoce como la tecnología que reduce el número de cilindros, el consumo, y la emisión de contaminantes, sin reducir su potencia.

•    Biocombustibles

En estos combustibles se encuentran los de origen vegetal como el bioetanol y el biodiesel. Aunque producen un 6% mayor de dióxido de carbono cuando son utilizados en un vehículo, se reducen las emisiones en el proceso de producción, pues el petróleo emite una gran cantidad de gases contaminantes durante su producción y refinamiento.

Sin embargo, colocando ambos combustibles a comparación, se ha tenido que sumar el hecho de que, al ser utilizadas estas plantas como combustible, reducen la “capacidad” del mundo de absorber gases contaminantes y liberar aire limpio, por lo que no ha sido la mejor opción en cuanto a salubridad se refiere.

•    Motores eléctricos – híbridos

Entre las opciones más ecológicas cuando de vehículos se trata, los coches eléctricos o los híbridos han sido la mejor opción y la más desarrollada los últimos años.

Los vehículos eléctricos pueden funcionar con baterías, o con pila de combustible, mientras que los híbridos combinan una propulsión térmica y una eléctrica. Los coches eléctricos pueden funcionar con uno o más motores eléctricos, mientras que si se le añade un motor térmico se trata de un coche híbrido.

Pareciera que los coches eléctricos no tienen nada en su interior, pues al no requerir hacer combustión, necesitan menos piezas para funcionar. Por ello, todos los modelos que han sido creados hasta ahora han requerido dimensiones más pequeñas que las de un vehículo de combustión promedio.

Es cierto que no se aprovecha toda la energía que producen sus baterías, pues al producir calor, e incluso por medio de las ruedas del vehículo, se pierde un poco de la misma, pero comparado con la cantidad de combustible que pierden los vehículos comunes, los coches eléctricos son la mejor opción.

Estos se pueden recargar enchufándolos a estaciones especiales que ya se encuentran en las calles de muchos lugares y que facilitan este tipo de transportes.

Esta tecnología ya se ha implementado en distinta maquinaria, siendo los más comunes:

•    Barco eléctrico
•    Monorriel
•    Metro
•    Tranvía
•    Autobús eléctrico
•    Motocicleta eléctrica
•    Teleférico
•    Hoverboard
•    Drone
•    Coches de carreras eléctricos (Fórmula E)

Y recientemente la inclusión de los coches eléctricos de distintas compañías que han revolucionado la industria buscando una solución más natural y menos dañina para el planeta.

Aunque la energía solar no es suficiente para cargar un vehículo (un día de carga solar apenas alcanza para que un coche recorra 200 metros aproximadamente), ya se encuentran desarrollando diversos modelos que le pueden dar mayor potencia a este tipo de transportes.

Algunas compañías de taxis ya utilizan coches eléctricos o híbridos para reducir la huella de impacto ambiental que genera tener tantos coches circulando en la ciudad.

Aunque la mayoría de estos taxis son modelos nuevos que no contaminan tanto y que tienen todas sus piezas en buen estado, ya se ha reconocido el trabajo de estas compañías en su labor por reducir la contaminación.

Tomar transporte público (incluso cuando se trate de un taxi), ayuda al medio ambiente tanto como tomar opciones como el metro, el tranvía, u otros medios que no tengan un alto nivel de emisiones y que además ayuden a reducir la huella de impacto ambiental.

Si bien es cierto que grandes compañías como Tesla Motors ya tienen en mente cómo llevar a la raza humana a vivir a Marte, aún quedan un par de años para hacer lo posible por salvar al planeta.

Infartos y enfermedades frecuentes en la época nav...
Conoce la forma en que las plantas han ayudado al ...