Conoce la forma en que las plantas han ayudado al desarrollo de tecnologías

Conoce la forma en que las plantas han ayudado al desarrollo de tecnologías

El planeta Tierra está dotado de diversas especies cuyas propiedades muchas ocasiones han sido relevantes para la ciencia, desde los mismos seres humanos, hasta algunos animales, y más recientemente: plantas.

Conocemos de sobra que algunas plantas tienen propiedades curativas, ya sea porque funcionan como medicamentos al tomarlas o comerlas, o incluso porque se pueden colocar sobre la piel y curar de manera rápida los síntomas que se presenten. Pero estudios científicos han demostrado recientemente que, por si no fuera suficiente cuidarlas porque proporcionan oxígeno a la raza humana, ahora se ha descubierto que poseen algunas propiedades que ayudan al desarrollo de diversas tecnologías.

Aunque aún no se han descubierto algún tipo de plantas que generen internet, los descubrimientos que se han hecho resultan bastante interesantes para la forma en la que estamos viviendo.

Descontaminar

La habilidad que tienen las plantas para procesar el agua puede ser utilizada para la descontaminación.

Este proceso se conoce como fitorremediación, y consiste en que los contaminantes que se encuentren en el suelo o la tierra en que estén plantadas se disuelvan en el agua y suban hasta las hojas. Estos contaminantes se acumularán hasta que posteriormente se eliminen por medio de la evaporación del agua.

Si se retira la planta del lugar donde esté plantada, todos los contaminantes que hayan absorbido se irán con ella dejando la tierra limpia, pero este procedimiento solo se utiliza cuando se desea desintoxicar la tierra de contaminantes como arsénico o plomo.

Algunas plantas han sido modificadas combinando su capacidad de procesar grandes cantidades de agua con una bacteria que a su vez detecta explosivos como TNT y RDX.

Este experimento surgió con el uso de plantas como la espinaca, pues son impregnadas de nanotubos que pueden emitir una luz infrarroja cuando encuentran químicos pertenecientes a los explosivos.

Por si creíamos que las plantas únicamente nos ayudaban a no respirar tanto smog, ahora también pueden ayudar a detectar explosivos a tiempo.

Crear explosivos

Así como se descubrió un método para detectarlos, las plantas también se han utilizado con fines destructivos, aunque la primera vez que se utilizaron así se trató de un accidente.

Desde 1846 se descubrió casualmente un explosivo más peligroso y poderoso que el TNT, hecho de algodón (el cual está formado por nitrocelulosa y puede resultar explosivo al entrar en contacto con algunos ácidos).

La celulosa también es la molécula biológica más común en la Tierra, por lo que fue ampliamente utilizada en la creación de explosivos durante el siglo XIX.

Plásticos

La nitrocelulosa y algunos otros polisacáridos de las plantas fueron los primeros tipos de plásticos existentes. Estos se usaban para crear los rollos de cinta utilizados en las primeras películas, la cual era creada a base de nitrocelulosa.

Debido a que este material se usa para la creación de explosivos, ahora sabemos por qué muchos de esos filmes se quemaban si no se tenía cuidado al colocarlos en el proyector. Estas máquinas podían sobrecalentarse, y al entrar en contacto con la cinta llena de nitrocelulosa, podían provocar un incendio grave.

Esta sustancia tan peligrosa se sustituyó posteriormente por plásticos que no corrieran el riesgo de incendiarse a la menor provocación; sin embargo, la nitrocelulosa se sigue utilizando disuelta en líquidos para fines medicinales.

Debido a que esta sustancia puede encontrarse en muchas plantas, los científicos creen que valdría la pena regresar a utilizarla como en un principio, aumentando un poco las reglas de seguridad para evitar accidentes graves.

Esta propuesta ha regresado para evitar la producción de plásticos que cada vez hacen más daño al ambiente por no poder degradarse, pues los nuevos plásticos están hechos a base de aceites y contaminantes que le impiden desintegrarse.

Sumando los nuevos métodos que se han descubierto para mantener la seguridad, es importante regresar a aquello que no haga más daño al lugar donde vivimos.

Carne vegetariana

Si bien una base de la alimentación humana consiste en consumir plantas o derivados de estas, era cuestión de tiempo para que se popularizaran las plantas que pueden generar alimentos parecidos a la carne.

Recientemente se ha optado por dejar de comer animales, pues se busca que exista una relación más pacífica y menos invasiva por parte de los humanos para con el medio ambiente.

Una de las cosas que más ha cambiado en los últimos años es la forma de alimentación, pues se han buscado opciones más naturales que no consistan en la explotación de los animales para comer su carne o cualquier producto que se pueda sacar de ellos.

Por esto mismo, plantas o frutos como la soya, el coco, el frijol, o algunos hongos se han utilizado para crear productos similares que tengan un sabor parecido a la carne, además de ser más saludables pues no contiene tanta grasa dañina como la de aquellos animales que son maltratados o criados con químicos.

Gracias a estos cambios de alimentación han surgido nuevos beneficios en los consumidores, desde menos arterias tapadas por la grasa de la comida, hasta mejoras en el sistema inmunológico.

Muchos consumidores han optado por solo dejar la carne y los productos animales un par de días a la semana, pero este cambio es mejor que nada para aprovechar todas las propiedades que tienen las plantas para darnos.

El planeta está lleno de recursos naturales increíbles con muchas propiedades que nos ayudan a vivir, y conforme se sigan haciendo descubrimientos acerca de sus aplicaciones en el área tecnológica se abrirá una nueva puerta que nos permitirá seguir cultivando nuevas especies mientras al mismo tiempo se ayuda al planeta a regenerarse y combatir las condiciones que podrían acabar con todas las formas vivientes en poco tiempo.

Beneficios de los vehículos ecológicos
Descubre nuevas mejoras en Instagram